Reseña Crítica de 'Para Elisa'

Para Elisa es el primer largometraje de Juanra Fernández, un novel que ha comenzado su carrera cinematográfica con una película de terror que explota una fórmula ya vista anteriormente, lo cual juega en contra del propio filme.


Desde siempre se ha tildado de insulso al cine de terror juvenil español, sobre todo debido al prolífico número de slashers que han saturado la cartelera. Es por ello que, a pesar de los múltiples fallos que posee Para Elisa, un servidor no puede más que alabar el valor de Juanra Fernández, intentando ofrecer una historia que, a pesar de su falta de originalidad antes citada, procura crear un ambiente visualmente malsano, y dejando alguna que otra escena potente.

Una tarde cualquiera se puede convertir para una joven estudiante que cuida de una inocente niña en su última tarde. Al traspasar el umbral del tercero izquierda, hay una puerta que conduce directamente a la boca del mal.

Para Elisa | Imagen 1


Si analizamos un poco el metraje, nos daremos cuenta de que el primer error de Para Elisa es la descoordinación de su guión. La película comienza de manera bastante pausada, realizando una presentación de personajes que, a la postre, no servirá para absolutamente nada. No porque se encuentre mal realizada, sino por el hecho de que todos los personajes secundarios que aparecen en los primeros diez minutos, desaparecerán en el resto de metraje. Otros dos, algo más principales, comenzarán una subtrama a la que Fernández desposee de toda importancia, utilizándola para dar unas pobres pinceladas sobre la consabida ineficacia policial en casos de desapariciones.

Si cortáramos los metros de film correspondientes a los personajes antes citados, Para Elisa se convertiría en un medio-metraje muy potente, donde una estudiante sufre la tortura de sus esquizofrénicos secuestradores.

Centrándonos en la historia de la cautiva, debemos destacar la lograda fotografía, que consigue acentuar el dramatismo de la situación gracias a sus profundos claroscuros. A lo que tenemos que añadir el terror que consigue transmitir la protagonista, y las buenas interpretaciones de sus captores, en concreto la perturbada Ana Turpin.

La película se aleja de la explicitud visual, dejando que nuestros cerebros recreen el daño producido por la tortura para, posteriormente, enseñarnos las consecuencias sobre el cuerpo de la joven. La realidad es que, una vez que la película se mete en materia, todo se vuelve muy dinámico y finaliza de forma precipitada, como si faltaran elementos con los que estirar este fallido pero entretenido producto. 

Y es que Para Elisa tiene motivos mas que suficientes para ganarse un hueco en el entretenimiento de los seguidores del género, siempre y cuando estén dispuestos a ver un producto sin pretensiones. Si la idea es buscarle fallos, la cinta se os vendrá abajo en menos de lo que canta un gallo.
 ★★
Aniram Senoda
Para Elisa | poster

No hay comentarios:

Publicar un comentario